Derecho de Familia

La vivienda común en una pareja de hecho

17/12/2015
La vivienda común en una pareja de hecho

En También Tienes Derecho hemos dedicado ya dos post sobre los requisitos que una pareja de hecho ha de cumplir para ser considerada como tal, así como de los posibles regímenes económicos a los que se podrán acoger. Por eso, en esta tercera entrega nos gustaría hablar sobre un tema bastante controvertido: la vivienda común.Decimos que es controvertido porque la mayoría de problemas que suelen presentarse entre las parejas de hecho que se disuelven se crean en relación a la vivienda, independientemente que sea propiedad de ambos miembros, de uno o se encuentre arrendada a una tercera persona. Básicamente, habrá que fijarse en estos requisitos de la pareja de hecho para saber qué ocurrirá con el hogar común.

La vivienda es propiedad de uno de los compañeros

En este primer supuesto, existirán a su vez diferentes situaciones. La primera será aquella en la que la vivienda fue adquirida antes de la unión de hecho. Por lo tanto, ha de ser considerada como bien propio del miembro que la compró, perteneciéndole igualmente en el momento de la ruptura sin que su pareja disponga de ningún derecho sobre ella.

Requisitos pareja de hechoEso sí, existe un caso excepcional que hay que conocer: Una resolución judicial puede otorgar su uso y disfrute al compañero no propietario si fuera el encargado de la guardia y custodia de los hijos comunes, pudiendo permanecer en ella hasta alcancen la mayoría de edad o la independencia económica.

El segundo supuesto es que la vivienda fuera adquirida durante la convivencia juntos. Si fue comprada por uno de los miembros con su dinero y para él, se presumirán los mismos derechos que en el caso anterior.

Pero si fue adquirida por uno de los miembros para los dos, pasará a considerarse como bien común, haciendo necesario un acuerdo entre los dos compañeros y que se haga constar en el registro de pareja de hecho.

La vivienda fue adquirida por los dos compañeros

Si el hogar fue comprado por los dos miembros de la pareja serán considerados como propietarios a partes iguales, salvo que se exprese lo contrario en la Escritura Pública.

Registro pareja de hechoPor lo tanto, el uso de la vivienda durante la convivencia les pertenecerá a ambos y a los hijos. En el hipotético caso de que se produjese una ruptura, será necesario alcanzar un acuerdo para ver quién permanece en ella, terminando ante la autoridad judicial en el caso de que no se llegase a un consenso.

Si hubiera descendencia en común, la vivienda se concederá al compañero que se quedase encargado de la guardia y custodia de los menores. Si no existiesen los hijos, el juez será el encargado de analizar qué interés merece más protección.

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR