Actualidad

Tipos de pólizas (II): Los seguros patrimoniales (1ª parte)

25/06/2015
Los seguros patrimoniales

Seguimos en También Tienes Derecho seguimos con la idea de tratar de ofrecerte la máxima información sobre los diferentes tipos de seguros que tenemos a nuestra disposición, ya que hemos percibido que estamos ante un tema en el que solemos tener bastantes problemas, seguramente por complejidad de las pólizas y la falta de formación.

En un artículo anterior, os explicamos una de los tipos de seguros más habituales, los personales. En esta ocasión, vamos a empezar a ocuparnos de los patrimoniales, también conocidos como de daños. Se trata de una clase con bastantes opciones, por lo que terminaremos de explicarlos en un futuro post.

Dentro de esta categoría de seguros patrimoniales se encontrarán aquellas pólizas que tienen como objeto final reparar la pérdida en patrimonio que puede sufrir el asegurado por culpa de cualquier siniestro. Existen dos grandes grupos. Por un lado los “seguros de cosas”. Por el otro, los “seguros de responsabilidad”.

En total se podría decir que existen 10 tipos de seguros diferentes: Incendios, Responsabilidad Civil, Agrarios, Automóvil, Ingeniería, Multirriesgo, Crédito y Caución, Pérdidas Pecuniarias Diversas, Robo y, por último, Transportes.

Los seguros patrimonialesLa primera clase dentro de los seguros patrimoniales que vamos a ver son las Pólizas contra Incendios. Esta opción nos garantizará, como asegurados, una indemnización que cubra las pérdidas de determinados bienes en caso de incendio. Es importante tener claro que habrá que fijar los límites de la cobertura en el contrato.

En el caso de los Seguros de Responsabilidad Civil, la compañía se compromete a indemnizarlos de cualquier daño que pueda experimentar nuestro patrimonio por culpa de cualquier reclamación que efectúe una tercera persona.

El principal objetivo de este tipo de seguro es cubrir las indemnizaciones por daños, bien sean corporales, materiales o patrimoniales, que causemos a terceros y que puedan sernos imputados. También se encargará de cubrir todas las fianzas y costas judiciales que se nos puedan exigir por reclamaciones.

En tercer lugar, dentro de los seguros patrimoniales, nos encontramos con los de Automóvil, que ya os empezamos a explicar en un post anterior. Su objeto principal será el de reparar o indemnizar los daños que se puedan producir en vehículos ajenos o en el nuestro propio. Es importante tener presente que en nuestro país es obligatorio tener uno de responsabilidad civil que cubra los daños que causemos a terceros y que sean nuestra culpa.

Los seguros patrimonialesAdemás, existirán a nuestra disposición otras coberturas alternativas como las de robo, rotura del parabrisas o las lunas, protección para ocupantes, asistencia en carretera o coche de sustitución.

El último tipo de seguro patrimonial del que vamos a encargarnos hoy es el de Pérdidas Pecuniarias. Básicamente estaremos ante una póliza por la cual la compañía nos indemnizará en caso de sufrir una pérdida de rendimiento económico que hubiera podido alcanzar en un acto o actividad, de no haberse producido el siniestro descrito en el contrato.

Un ejemplo bastante ilustrativo podría ser la interrupción en la producción de una empresa por culpa de cualquier avería que estuviera cubierta en el contrato. En este caso, la aseguradora nos indemnizará por la pérdida de beneficios que hemos sufrido.

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR