Derecho de Familia

Resolvamos el tema de los herederos

04/05/2015
Resolvamos el tema de los herederos 2

Existen tantas disposiciones que en ocasiones resulta muy difícil conocer perfectamente todos los entresijos que rigen los testamentos y las sucesiones. Por suerte, existen grandes profesionales en este sector, como por ejemplo Mateo & Queralt, abogados de herencias en Barcelona con una más que extensa trayectoria en este tipo de casos.

Para poder resolver el tema de los herederos, tendremos que tener presente que existen situaciones diferentes, teniendo cada una de ellas un desenlace diferente. Lo primero que tenemos que hacer es contestar a la siguiente pregunta: ¿Ha hecho testamento el fallecido?

En caso afirmativo, existirán dos clases de herederos: voluntarios y forzosos. ¿Sabes las diferencias más importantes entre ellos dos? Los primeros serán aquellas personas que figuran como sucesores de bienes y derechos en el testamento.Resolvamos el tema de los herederos

En segundo lugar, los forzosos son aquellos a los que la ley reconoce el derecho a heredar, por lo menos, un tercio del patrimonio del fallecido. Esto es lo que se conoce como legítima. Según la legislación, estos herederos serán los hijos (naturales, adoptados, matrimoniales y no matrimoniales) y demás descendientes. Si no hubiera ninguno, serán los padres y ascendientes. Además, también existe una disposición para beneficio del viudo o viuda.

Es preciso que señalemos que si no existen herederos forzosos, los voluntarios se verán beneficiados, pudiendo adquirir toda la herencia.

Junto a los dos anteriores, es posible que exista un tercer tipo de heredero que es conocido como legatario. En su caso, solamente heredarán objetos o bienes determinados siempre que así quede reflejado en el testamento. Lo más habitual suele ser beneficiarse de inmuebles, coches o recuerdos del fallecido.

¿Y si no hay testamento?

En el caso que una persona haya fallecido sin haber hecho testamento, se abrirá una sucesión legal que se conoce con el nombre de abintestato. En este caso, será la propia ley la que determinará quiénes son los herederos.

Además de un fallecimiento sin testamento, este tipo de sucesión legítima tendrá lugar también cuando no se indica quiénes son los herederos o éstos han fallecido antes que el testador. También cuando la herencia ha sido repudiada o no aceptada en el plazo o cuando el heredero es incapaz de suceder.

Existen otros casos más raros o extremos que será regidos de la misma forma: cuando el testamento ha sido destruido, cuando se consideró heredero forzoso a alguien que no podía disponer de esa condición o cuando el testamento ha sido declarado nulo.

Por último, hemos de señalar cuál será el orden de sucesión al fallecido. En primer lugar, nos encontraremos con los descendientes, que comprenderá tanto a los hijos como a sus propios descendientes. No existirá ningún tipo de discriminación por sexo, edad o filiación. Es decir, los adoptivos se encontrarán al mismo nivel que los naturales. O los no matrimoniales con los matrimoniales.

Tras ellos nos encontramos con los padres y, si no los hubiera, los ascendientes más próximos. En el caso de vivir abuelos maternos y maternos, la herencia se dividirá a partes iguales.

A falta de ascendientes y descendientes, el cónyuge será el encargado de heredar. Esto siempre ocurrirá antes que los familiares colaterales, es decir, los hermanos y sobrinos.

En  último lugar, nos encontraríamos con los parientes hasta el cuarto grado, que solamente heredarán en defecto de todos los anteriores. Si por algún casual no existiera ningún tipo de heredero aquí mencionado, el Estado sería el beneficiario, teniendo que asignar un tercio a instituciones de beneficencia, tanto públicas como privadas.

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR