Derecho de Familia

¿Qué es la tutela, la curatela y el defensor judicial?

18/06/2015
Qué es la tutela, la curatela y el defensor judicial

Dentro del llamado Derecho de Familia, existen tres instituciones de guarda y protección legal que deben ser estudiadas y conocidas por su importancia: la tutela, la curatela y el defensor judicial. Desde También Tienes Derecho nos gustaría explicártelas de una forma simple y completa para tu beneficio.

Las funciones principales de estas tres instituciones serán las de amparar a la persona y los bienes de los menores que no estén sujetos a la patria potestad y también de los incapacitados. Las razones por las que un joven podría no estar sujeto a la patria potestad es, por ejemplo, el fallecimiento de sus padres.

En primer lugar nos encontramos con la tutela, que se constituirá judicialmente para todo tipo de casos en los que participen menores no emancipados y que tampoco se encuentren en una situación de protección de patria potestad, en situaciones de incapacidad, de desamparo o de patria potestad prorrogada.

En el momento en que una persona sea nombrada tutor, adquirirá de forma obligatoria la responsabilidad de educar al menor (o incapaz), así como también la de facilitarle una formación del todo integral, administrar sus bienes o encargarse de su representación en todos los actos.

Qué es la tutela, la curatela y el defensor judicialPese a que la persona encargada de la tutela podrá actuar en nombre y representación del sometido, lo cierto es que necesitará una aprobación judicial para ciertos casos importantes, como por ejemplo el internamiento del tutelado en un centro de educación especial o de salud mental.

También necesitará esta autorización para gravar sus bienes u objetos preciosos, para renunciar a derechos o aceptar acuerdos que afecten a los intereses del tutelado o para intervenir en la partición de una herencia.

La elección de la persona encargada de la tutela será llevada a cabo por un juez entre los ascendientes, descendientes, hermanos, terceros o personas que hayan sido designadas por los padres en el testamento (en caso de que estos hubieran fallecido).

Por último, no podrán ser elegidos como tutores aquellos que hayan sido privados de la patria potestad por resolución judicial, los destituidos de una tutela con anterioridad, aquellas personas que estén cumpliendo un pena privativa de libertad o las personas que tengan enemistad o conflicto de intereses con el menor o el incapaz.

La curatela

Por su parte, estarán sometidas a la curatela aquellas personas que se encuentren emancipadas y cuyos padres estén muertos o incapacitados. En este caso, se obtendrá el beneficio de la mayoría de edad pero sin la capacidad para administrar los bienes propios.

Qué es la tutela, la curatela y el defensor judicialEl principal objetivo de la curatela es la de completar, por tanto, la capacidad de estas personas. Para conseguirlo, será básica la intervención de un curador en todos aquellos actos en los que los menores o pródigos no puedan llevarlos a cabo por ellos mismos y siempre cumpliendo lo dictado en sentencia judicial.

El defensor judicial

En último lugar, el defensor judicial será nombrado en el caso que exista cualquier tipo de conflicto de intereses entre el sometido a tutela o curatela y la persona encargada de ejercer la representación.

También será posible que se nombre a un defensor judicial de forma previa a la elección de un tutor o curador.

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR