Actualidad

¿Qué podemos asegurar? ¿Cuándo contratar una póliza?

30/06/2015
contratar un seguro

Ya hemos dedicado suficientes publicaciones para hablaros de todos los tipos diferentes de seguros que tenemos a nuestra disposición para cubrir cualquier eventualidad que pudiéramos sufrir. Pero, ¿tenemos claro qué podemos y qué no podemos asegurar? ¿Sabemos cuándo es el mejor momento para firmar una póliza?

Un aspecto que tenemos que tener muy presente es que para que un compromiso de este tipo sea realmente eficaz, necesitamos entender cómo funciona. Esto implica tener presente sus límites, qué figuras participarán en el proceso, cuándo sería aconsejable acordar uno o qué pasos o fases nos encontraremos durante el procedimiento. En el siguiente texto nos vamos a encargar de dos de estos supuestos: Qué podemos asegurar y cuándo contratar un seguro.

La norma general dice que casi todas las cosas materiales e inmateriales pueden ser objeto de protección bajo un seguro. Eso sí, será necesario que se cumplan ciertos requisitos.

contratar un seguroComo objetos materiales, los más habituales suelen ser los coches, las viviendas, los negocios un largo etcétera. Por su parte, lo inmaterial puede englobar desde perjuicios económicos hasta indemnizaciones por la paralización de nuestra actividad profesional.

Además, en un seguro es imprescindible que se marque el tiempo en el que el contrato estará vigente o, por lo menos, la fecha en la que se dará comienzo a realizar las coberturas de los posibles riesgos. En último lugar, es básico que se pueda llevar a cabo una tasación en dinero, así como una valoración lícita.

En cambio, los objetos de comercio ilícito no son asegurables, como puede ser por ejemplo un cargamento de estupefacientes. Pero como decimos, esto no es lo habitual, sino más bien que pueda existir un contrato que se ajuste a cualquier cosa que queramos asegurar.

¿Cuándo contratar un seguro?

Es muy importante distinguir entre dos situaciones diferentes que afectarán al mejor momento para contratar un seguro. La primera es que hay momentos en los que no será posible cubrir un posible riesgo. La segunda es que, en ocasiones, tendremos que cumplir con una obligación legal de firmar un tipo de póliza determinada.

La decisión de firmar un seguro para cubrir un bien depende únicamente de nuestra voluntad, de manera que podremos realizarlo en el momento que creamos más oportuno. Para decidirnos, tendremos que sopesar diferentes variables, como el valor del mismo o el riesgo que puede correr.

contratar un seguroSin embargo, a la hora de cubrir actividades, contratar un seguro se convierte en un aspecto obligatorio, ya que así lo determina la legislación vigente.

Cuando firmamos una póliza de este tipo, el riesgo a que nos ocurra una eventualidad no desaparece, lo único que conseguiremos es tranquilidad, sabiendo que el seguro responderá por los perjuicios que pudiéramos llegar a sufrir, siendo las consecuencias muchísimo menos graves.

Algunas de las pólizas obligatorias más frecuentes que nos podemos encontrar son los seguros de responsabilidad civil para vehículos de motor, los de responsabilidad civil del cazador, de embarcaciones de recreo o deportivas, seguros obligatorios deportivos por federaciones, de viajeros o de responsabilidad civil limitada para empresas que realicen transporte escolar o de menores.

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR