Vivienda

Problemas habituales en una comunidad de vecinos

05/11/2015
Problemas habituales en una comunidad de vecinos

En una comunidad de vecinos pueden ocurrir diferentes situaciones en las que la convivencia se vea alterada por diferentes problemas. Descubre en el siguiente post de También Tienes Derecho cuáles son los inconvenientes más típicos que se pueden dar entre los dueños y propietarios de las viviendas y locales de un inmueble.

Es muy normal que en las relaciones que se dan entre los vecinos puedan surgir diferentes choques por culpa principalmente de una falta de entendimiento, pero también por desconocimiento de la legislación vigente. Estas desavenencias, que comienzan siendo pequeñas, pueden llegar a derivar en enfrentamientos mucho mayores que requieren incluso de la intervención de abogados.

En este sentido, el principal problema en una comunidad de vecinos es la de morosidad. A día de hoy, se calcula que en nuestro país el 20% de los vecinos tienen algún problema de este tipo. Esto implica que 12 millones de propietarios son morosos. A este grave problema hay que añadir a bancos y promotoras que comienzan a andar el mismo camino por culpa de las deudas hipotecarias.

Problemas habituales en una comunidad de vecinosPara que una comunidad de vecinos pueda reclamar las cantidades que se le deben, se debe llegar a juicio y acreditar mediante documentos (facturas o recibos) que el vecino no se encuentra a corriente de pago. Se trata de un procedimiento rápido y que permite recuperar una media del 70% de la deuda.

Otro problema bastante habitual que suele darse entre vecinos es la del desarrollo en alguna de las viviendas de cualquier tipo de actividad que se encuentre prohibida en los estatutos de la comunidad.

Estas actividades pueden ser clasificadas como molestas, peligrosas, nocivas o insalubres, y comprenderían desde tener la música demasiado alta hasta manipular sustancias peligrosas. La comunidad puede emprender acciones judiciales contra el infractor para conseguir lo que se denomina como “acción de cesación”.

La instalación de un ascensor suele ser otra situación que crea muchísimas peleas y disputas entre vecinos. Lo habitual es que los mayores que vivan en pisos superiores quieran colocarlo, mientras que los de viviendas en primeras plantas lo vean innecesario. Esta obra puede llegar a suponer hasta 100.000 euros, debiendo ser asumido por todos. Además, para su colocación se requiere del voto favorable de la mayoría de propietarios.

Problemas habituales en una comunidad de vecinosHay ciertas comunidades de vecinos que deciden prescindir de los servicios de portería y conserjería por culpa de sus elevados costes. Para conseguirlo, se necesitan no menos de las tres quintas partes de los propietarios y que sumen el mismo porcentaje de cuota de participación.

Por último, al igual que el ascensor, la instalación de nuevas infraestructuras en la comunidad puede derivar en riñas vecinales. Lo más habitual es chocar por la contratación de nuevos suministros energéticos, como pueden ser el gas natural o las calderas, aunque también puede darse por culpa de una parabólica. En esta ocasión, con el voto favorable de un tercio de los propietarios será suficiente para aprobarlo.

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR