Vivienda

Problemas comunes entre casero e inquilino

16/05/2016
Untitled design (5)

A la hora de firmar un contrato de arrendamiento de vivienda, ambas partes han de hacer una serie de comprobaciones para evitar tener problemas en el futuro. Pero, ¿cuáles son los conflictos más habituales que pueden surgir entre arrendador y arrendatario? Lo vemos en este nuevo post de También Tienes Derecho.

A la hora de alquilar una vivienda no podemos pasar por alto las cuestiones elementales si queremos evitar desacuerdos futuros entre inquilino y arrendador. Ten en cuenta que, una vez firmado el acuerdo, entregada la fianza y tras haber hecho la mudanza, será más complicado hacer algún cambio en el contrato. Por ejemplo, si el inquilino detecta algún problema en las instalaciones del inmueble.

contrato de arrendamiento vivienda

Cuando te dispongas a revisar el contrato, ten en cuenta que la Ley de Arrendamientos Urbanos permite a las partes pactar reglas distintas a las previstas por defecto. Esto quiere decir que, como inquilinos, nos podemos encontrar con apartados en el contrato distintos a lo que dice la ley. Uno de los conflictos más comunes es el relativo al reparto de gastos. Lo normal es que los gastos de la comunidad y los impuestos los pague el arrendador. De todas formas, puede no ser así y tenemos que estar prevenidos y bien informados. También hay que atender debidamente al sistema previsto en el contrato para la actualización anual de la renta. Si en el contrato no se especifica lo contrario, no se actualizará. La cuestión es recurrir a un modelo de alquiler basado en el equilibrio de las obligaciones de ambas partes. Si ves algo raro en el contrato de arrendamiento de vivienda o no estás de acuerdo con alguna cláusula, lo mejor es no firmar hasta aclarar todas las dudas.

Es importante comprobar antes de firmar el estado en el que se encuentra en inmueble ya que muchos problemas provienen del mal estado del piso o de alguna de sus instalaciones y electrodomésticos. El inquilino ha de comprobarlo todo antes de firmar. Si hay algún problema, se pedirá al arrendador o a la agencia que lo solucione antes de firmar el contrato. Comprueba, además de los electrodomésticos y los suministros,  las ventanas, la calefacción o el aire acondicionado. Lo mejor es que al firmar el contrato de arrendamiento inmueble se incluya un inventario de todo lo que existe con su estado de conservación.

contrato de arrendamiento inmuebleEn lo relativo a la responsabilidad de las reparaciones todo parece estar bastante claro. Lo básico es que el arrendador se compromete a entregar una vivienda en buen estado de habitabilidad y que asumirá el mantenimiento de la casa. Por su parte, el inquilino se hará cargo de las pequeñas reparaciones ligadas al uso ordinario de la vivienda y sus instalaciones. También obviamente de los daños que cause. En el caso de los electrodomésticos hay que determinar si se trata de una pequeña avería ligada al uso ordinario o si es un problema de obsolescencia del aparato. En el último caso el propietario tendrá que sustituirlo. En cambio, si es una avería por hacer un mal uso por ejemplo de la lavadora, los gastos de la reparación correrán a cargo del inquilino.

 

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR