Derecho Penal, Derecho Tributario

Principales delitos económicos

09/05/2016
Untitled design

Oyes hablar de ellos casi a diario pero, ¿tienes claro cuáles son los principales delitos económicos que recoge nuestra legislación? ¿A qué nos referimos cuando hablamos de un delito de cuello blanco? Abordamos el tema en esta nueva entrada de También Tienes Derecho.

Hablamos de delito de cuello blanco o de guante blanco cuando lo comete una persona que se aprovecha de cierta posición privilegiada. En nuestro repaso por los principales delitos económicos, empezamos con la malversación de fondos y caudales públicos. Nuestro Código Penal parte de la base de que cualquier funcionario público tiene el deber de ser fiel e íntegro en lo que se refiere al cuidado de los fondos públicos. Desde un punto de vista puramente etimológico, malversar es invertir mal. Un término que proviene del latín “male-versatio”. Desde un punto de viste legal, que es el que nos interesa, malversar fondos y caudales públicos hace referencia a aquellas conductas punibles cometidas, como decimos, por funcionarios públicos con independencia de su rango dentro de la Administración. Se trata de la sustracción, distracción, mala inversión o uso indebido de fondos o caudales públicos. Esta malversación puede ser propia o impropia.

derecho penal tributario

Pasamos ahora a otro de los delitos financieros sobre los que más hemos oído hablar en los últimos tiempos: el cohecho. Hablamos de un hecho delictivo cometido también contra la Administración Pública. En este caso, se trata de que una autoridad, un funcionario público o un particular realice ciertas acciones en beneficio propio o de una tercera persona. Acciones como solicitar o recibir regalos o dádivas a cambio de, en uso de su posición, realizar una acción u omisión constitutivas de delito. También se considera cohecho los presentes, ofrecimientos o promesas que traten de corromper o de hecho lo hagan a las autoridades o funcionarios públicos. El cohecho también puede ser propio o impropio. El impropio implica que el sujeto activo infringe su deber de integridad al recibir alguna clase de favor, prebenda o dinero de una persona a la que ha de juzga­­­­­r o sobre la que tiene que tomar algún tipo de decisión.

 delito de cuello blanco

Por su parte, la apropiación indebida es un delito que comete una persona que toma posesión de un bien que le ha sido confiado temporalmente. Es decir, una persona que recibe por ejemplo una cantidad de dinero con la obligación de devolverla pero que finalmente la incorpora a su patrimonio de forma definitiva. En el derecho penal tributario, la apropiación indebida es un delito similar al de estafa, de hecho, las penas de prisión que contempla el Código Penal son similares. Existe también el delito de negociaciones prohibidas a funcionarios. Como ya hemos dicho antes, a los empleados públicos se les exige ecuanimidad y rectitud. Las negociaciones prohibidas hacen referencia a todas aquellas actividades que impliquen abusar de su cargo de cara a obtener ventajas personales o patrimoniales. Por ejemplo, aprovechar la oportunidad de un negocio u otra operación que se acuerde en el ámbito de sus competencias y funciones. Es delito si se prueba que ha forzado su participación de alguna manera para conseguir un beneficio. Se trata de un delito muy común en el sector de los concursos y las licitaciones públicas.

 

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR