Derecho de Familia

La patria potestad

19/05/2015
La patria potestad

Entre padres e hijos no emancipados existen todo tipo de vínculos, desde afectivos, familiares o jurídicos. Precisamente en estos últimos nos encontramos con lo que se llama patria potestad y que nos gustaría explicarte de una forma profunda en las próximas líneas.

Lo primero que tienes que saber es que este vínculo estará regulado en el Código Civil. Básicamente se trata de los derechos que la ley confiere a los padres sobre las personas y bienes de sus hijos siempre que no estén emancipados, así como el conjunto de deberes que los progenitores tienen que cumplir de forma obligatoria.

La patria potestad debe ser ejercida en beneficio del menor

La patria potestad debe ser ejercida en beneficio del menor

Una de las principales características de la patria potestad es que siempre se debe ejercer en beneficio de los hijos, es decir, buscando su favorecimiento. Las principales obligaciones que los padres tienen que hacer frente son las de estar con ellos, brindarles cuidados, protección, alimento, educación, así como procurarles una formación completa, representación legal y administración de todos sus bienes.

La forma más habitual de ejercer la patria potestad será de forma conjunta entre los dos progenitores. Por lo tanto, no habrá ningún tipo de discriminación por sexo, como tampoco la habrá en caso de que se encuentren o no casados. Para que uno de los dos pueda tenerla de forma exclusiva, deberá existir un consentimiento expreso y aprobado.

Extinción y privación

Al igual que los progenitores tendrán el derecho de ejercerla, también existen casos en los que se podrá extinguir o perder la patria potestad. Son pocas situaciones, pero es conveniente tenerlas en cuenta para no llevarnos ningún tipo de sorpresa.

Por ejemplo, las situaciones más habituales que provocan la extinción de la patria potestad son la muerte o declaración de fallecimiento de los padres. También la emancipación, la adopción del hijo por parte de otra familia o que los progenitores hayan sido privados de ella por medio de una sentencia judicial firme.

Este último supuesto deja claro que podemos ser privados de nuestro derecho de patria potestad sobre nuestros hijos. Esto ocurrirá cuando los padres incumplan los deberes que se derivan de ella, cuando sean incapaces de llevarla a cabo o cuando se trate a los menores con dureza excesiva. Esto último no implicará únicamente fuertes castigos, sino también casos de crueldad o de abuso de autoridad de forma continuada.

Una sentencia judicial nos podrá privar de este derecho

Una sentencia judicial nos podrá privar de este derecho

Pero, igual que se puede perder la patria potestad, también podrá ser restituida siempre y cuando se acrediten que las circunstancias que provocaron esta situación ya no concurren.

Para terminar, hemos de tener muy claro que existen ciertos casos en los que un progenitor puede estar directamente privado de la patria potestad. Por ejemplo, siempre que haya sido condenado por sentencia penal firme en casos de violación u otro que diese lugar a la concepción del hijo sobre el que tendría que ejercerse.

También en el supuesto que la filiación se determine judicialmente en contra de la posición de alguno de los progenitores. Es importante señalar que aunque no se pueda ejercer la patria potestad, en estos casos los padres sí que tendrán la obligación de prestar alimentos a los menores.

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR