Actualidad

Nociones básicas sobre el paro (II)

10/09/2015
Nociones básicas sobre el paro (II)

En También Tienes Derecho seguimos abordando el tema de las prestaciones contributivas más habituales en nuestro país. En este caso, estamos ante el segundo artículo sobre una tan habitual como es el paro y que todos podemos solicitar en algún momento de nuestra vida, siempre y cuando nos hayamos quedado desempleados.

En el primer artículo ya os informamos sobre las condiciones y requisitos que eran necesarios cumplir para poder solicitarlo. Por eso, en este nuevo post nos gustaría hablarte sobre las diferentes incompatibilidades o la duración de esta prestación.

Para empezar, el cobro de la prestación por desempleo será totalmente incompatible con el trabajo por cuenta propia. Esto abarca incluso aquellos en los que su realización no implique la inclusión obligatoria en alguno de los regímenes de la Seguridad Social.

Nociones básicas sobre el paro (II)También será incompatible con el trabajo por cuenta ajena, salvo un pequeño caso especial: cuando ese trabajo se realice a tiempo parcial. En tercer lugar, cobrar el paro estará reñido con la obtención de cualquier otra prestación económica de la Seguridad Social, como por ejemplo las pensiones, a no ser que éstas hubieran sido compatibles con la ocupación que originó la prestación por desempleo.

En el caso contrario, el cobro de prestaciones por desempleo será del todo compatible con el trabajo por cuenta ajena y a tiempo parcial, siempre y cuando se deduzca la parte proporcional al tiempo trabajado.

También será del todo compatible con la indemnización que recibamos una vez que se haya producido la extinción del contrato de trabajo, o también con las becas y ayudas que se pudieran obtener en los Planes de Formación e Inserción Profesional. En último lugar, también se podrá cobrar el paro en casos de contar con una pensión de jubilación de carácter parcial

En lo que se refiere a la duración de la prestación, nos encontramos con que dependerá del trabajo que cada persona haya cotizado en los últimos seis años anteriores al momento en el que se produzca esta situación de desempleo o a aquel en que cesó la obligación de cotizar.

Así, si en los últimos seis años hemos cotizado desde 360 a 539 días (18 meses), tendremos derecho a 120 días de paro. Si hemos cotizado hasta 24 meses dispondremos de 6 meses. O hasta los 30 meses, 8 de ayuda.

En casos superiores, si hemos cotizado entre 900 y 1.079 días, o lo que es lo mismo 36 meses, disfrutaremos de 10 meses de desempleo. Hasta los 1.259 días, un año de esta prestación no contributiva. Hasta los 48 meses, 14. Con un máximo de 54 meses, 16.

Nociones básicas sobre el paro (II)En último lugar, las personas que hayan cotizado hasta los 1.799 días dispondrán de 540 de desempleo, o lo que es lo mismo, 18 meses. Hasta 1.979 días, 20 meses de paro. Hasta 72 meses, 22 meses. Y, a partir de esa fecha, el máximo, 24 meses de prestaciones.

Por lo tanto, para poder optar al máximo, hemos de haber cotizado un mínimo de 6 años de trabajo en los últimos 6.

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR