Vivienda

¿Qué normativas afectan a la instalación y reparación de calderas en Madrid?

18/06/2015
heating-677735_1920

Cuando se produce una avería en el suministro de agua caliente y hay que recurrir a servicios de reparación de calderas en Madrid, no son pocos los usuarios que se alarman al recordar las cambiantes normativas en torno a esta tecnología fundamental en el hogar. Se han ido introduciendo requisitos y restricciones que afectan al cuidado de las instalaciones existentes y sin duda también a la compra e instalación de nuevos equipos. ¿Te encuentras en alguna de estas situaciones? Vamos a repasar esos aspectos que es recomendable conocer.

Es el Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios (RITE) la norma de referencia en lo que respecta al mantenimiento de instalaciones de calefacción, introducida por Real Decreto en 2007 y modificada más tarde por otro conocido RD, el 238/2013, que viene a ser el texto legal más reciente que marca directrices importantes en este ámbito. El RITE, en cualquier caso, introdujo novedades de gran consideración que aún siguen trayendo cola para muchos usuarios, dada la esperable longevidad de esta clase de equipos.

¿Y cuáles son algunas de las medidas concretas a tener en cuenta? En lo que respecta al cuidado de las calderas, se han ido consolidando una serie de obligaciones referidas a la revisión de equipos e instalaciones, entre las cuales se encuentra la de realizar una serie de tareas de mantenimiento en la caldera –cada dos años en la mayoría de hogares–, así como la de inspeccionar en profundidad el sistema de suministro de gas de la vivienda al menos una vez cada cinco años.

Ten en cuenta que estas labores debe llevarlas a cabo una empresa autorizada oficialmente para prestar servicio técnico de calderas en Madrid, igual que sucede realmente en todas las zonas del país. Un aspecto interesante es que la última modificación del RITE viene en realidad a hacer más laxos los plazos de revisión en la mayoría de casos, puesto que antes resultaba frecuente que la obligación fuera anual. Hay que tener en cuenta, en cualquier caso, que hoy existen ofertas para suscribir contratos de mantenimiento anual que permiten tener más controlado el estado de funcionamiento del aparato.

A veces los viejos equipos no dan más de sí y llega el momento de instalar una nueva caldera. Este es un paso que tratarán de eludir muchos usuarios de calderas atmosféricas, puesto que dicha tecnología ha quedado prohibida excepto para la reparación de equipos antiguos. De esta manera, actualmente encontrarás en el mercado dos tipos principales de caldera de gas que podrás colocar para sustituir a la averiada: las de bajo NOx, una evolución de los modelos convencionales con emisiones reducidas, y las de condensación, cuya tecnología permite reaprovechar el vapor de agua generado en la combustión para generar un ahorro en el consumo.

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR