Vivienda

Los gastos y las obras en un piso de alquiler

23/09/2015
Los gastos en un piso de alquiler

Cuando nos encontramos en una situación de alquiler, ya sea como propietarios o como inquilinos, hay varios aspectos que tenemos que conocer, como la duración del contrato de arrendamiento, la fianza a abonar o la renta mensual. Otro aspecto que puede llevar a equívocos y que es necesario conocer es la responsabilidad de hacerse cargo de los gastos y de las obras de la vivienda.

Por eso, desde También Tienes Derecho nos gustaría abordar este tema de una forma completa. Así, tendrás toda la información posible y podrás actuar en consonancia, ya seas arrendador o arrendatario.Los gastos en un piso de alquiler

Los gastos

Básicamente nos encontramos con dos tipos de gastos. Por un lado tenemos los generales y por el otro, los individuales.

  • Generales: Los llamados gastos generales son aquellos que se derivan de un uso corriente del inmueble, como pueden ser las cuotas de la comunidad de propietarios, los garajes, ascensores, vigilancia, recogida de basuras, etcétera. Todo ellos son responsabilidad del propietario, lo mismo que ocurre con el IBI o la tasa de basuras.
  • Individuales: Los gastos individuales son aquellos que se generan por el uso y disfrute de una vivienda, como el agua, el gas o la electricidad. En este caso, todos ellos han de ser abonados por el inquino, salvo que se acuerde lo contrario en el contrato de arrendamiento.

Las obras

Al igual que los gastos, existirán dos tipos de obras en una vivienda en alquiler: las obras de conservación y las de mejora.

  • Obras de conservación: Serán todas aquellas destinadas a conservar la vivienda, así como las condiciones de habitabilidad apropiadas. Salvo que el deterioro haya sido culpa del inquilino, será responsabilidad del propietario cubrirlas y hacerles frente. Es preciso señalar que no se podrá elevar la renta por culpa de estas reformas.

En el caso de que las obras sean de carácter urgente y no puedan retrasarse hasta que concluya en contrato de arrendamiento, el inquilino ha de tolerarlas. Eso sí, en el hipotético caso que duren más de 20 días, se tendrá derecho a una reducción de la renta.

  • Obras de mejora: Son aquellas que se llevan a cabo en los pisos en alquiler y que afectan a aspectos tan importantes como la higiene, la salubridad y la comodidad.

Los gastos en un piso de alquilerEsta clase de obra no puede retrasarse hasta la extinción del contrato de alquiler, por lo que el arrendatario ha de tolerarlas con una reducción del alquiler en el caso de que se prolonguen más allá de los 20 días.

Eso sí, es obligación del propietario del piso de alquiler notificar el inicio de las mismas con un plazo no inferior a 3 meses de antelación, indicando claramente cuál es el objeto de las obras, cuándo darán comienzo, cuál es su duración y el coste previsto.

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR