Derecho Tributario

¿Qué es el ITP?

01/03/2016
Untitled design (6)

Si estás pensando en alquilar una vivienda seguramente han llegado ya a tus oídos las siglas ITP. Se trata del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales que se ha empezado a exigir en algunas comunidades autónomas incluso con carácter retroactivo. Su pago recae sobre el inquilino.

Se trata de una especie de pago añadido en los arrendamientos competencia de las autonomías. Una de las comunidades donde se ha empezado a pagar es en Madrid. Allí la reclamación abarca los pagos de los cuatro últimos años. Puede que no lo sepas pero, al alquilar una vivienda y firmar el contrato correspondiente adquieres la obligación de pagar el ITP. Aunque como decimos el pago recae sobre el arrendatario, se puede considerar al propietario o arrendador como responsable subsidiario. Esto ocurre si por ejemplo ya ha recibido la primera mensualidad del alquiler sin haber  exigido al inquilino la justificación de haber pagado el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales. Hacienda establece dos vías para pagar este impuesto. La primera es acudir a un estanco y comprar un contrato timbrado de arrendamiento. No obstante, esta práctica es a día de hoy poco habitual. Lo más práctico es liquidar el ITP ante la delegación de Hacienda de tu comunidad autónoma a través del modelo 600. En algunas zonas hay tarifas propias. Es el caso de Cataluña o Vizcaya.

alquilar vivienda

El Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales se ha empezado a exigir con carácter retroactivo.

Aunque se esté reclamando ahora el ITP, este impuesto entró en vigor en 1993. Lo que ocurre es que a la hora de formalizar el alquiler de inmuebles pocas personas se percataban de su existencia y las comunidades autónomas no ponían demasiado empeño en cobrarlo. Según la ley, los inquilinos deben pagarlo sólo una vez y en el momento de firmar el contrato de arrendamiento. El alquiler se considera por lo tanto una adquisición onerosa. ¿Qué quiere decir eso? Que implica alguna contraprestación. Las operaciones de compraventa y de alquiler se consideran onerosas porque las dos partes reciben algo: el arrendador la cuantía del alquiler y el arrendatario el inmueble.

A la vista de que se trata de un impuesto exigible pero que había caído en el cajón del olvido, algunas comunidades autónomas han empezado a enviar cartas certificadas reclamándolo. La cuestión es que no solo habrá que pagar el ITP en sí, sino también los intereses de demora. En lo relativo al importe a abonar, por ejemplo, para un contrato con una renta de 600 euros al mes y una base imponible mínima de tres años, es de 86,4 €. El pago se ha de formalizar por alguno de los dos métodos que comentábamos antes en los 30 días hábiles posteriores a la firma del contrato de alquiler.

alquilar vivienda

El ITP afecta tanto a los contratos de compra-venta como a los de alquiler.

Las administraciones que han empezado a reclamarlo se justifican diciendo que no lo habían hecho hasta ahora por falta de técnicos que cruzasen todos los datos detectando los impagos. Aunque muchas personas pensaran que el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales afectaba sólo a la compra-venta de inmuebles, la cosa no es así. De hecho, en la ley de 1993 que regula este impuesto leemos que los arrendamientos son también adquisiciones onerosas. Es decir, que es un impuesto al que tenemos que hacer frente compremos o alquilemos un piso.

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR