Vivienda

Las derramas en una comunidad de propietarios

01/12/2015
Las derramas en una comunidad de propietarios

No hay por qué esconderlo. Los gastos de una comunidad de vecinos son muchas veces una lata, sobre todo las derramas ya que son inesperadas y, en ocasiones, cuantiosas. Además, se suele presentar otro problema: el impago por parte de algunos propietarios. ¿Estamos obligados a hacerles frente? ¿Nos podemos librar de abonarlas de alguna forma? Te lo explicamos todo en este nuevo post de También Tienes Derecho.

Lo primero que hay que saber es que en las comunidades de vecinos existirán una serie de gastos que todos los vecinos han de abonar. Se trata de los gastos generales. Sin embargo, aquellos que son excepcionales han de ser aprobados en junta. Si fuera el caso, todos los propietarios están obligados a hacerles frente, aunque votaran en contra a su aprobación. Existen otros no comunes, sin embargo, que no requerirán de una votación previa, como puede ser arreglar un ascensor.

En cambio, habrá algunas excepciones a lo anteriormente mencionado y que están reflejadas en la Ley de Propiedad Horizontal. Así, en su texto queda claro que todas las obras necesarias para el mantenimiento del inmueble y sus servicios obligan a todos los propietarios a pagar, debiendo acordarse en junta si la reforma en necesaria o no. Estas intervenciones suelen referirse a aquellas mejoras que afectan a la habitabilidad, estanqueidad o seguridad del edificio.

Las derramas en una comunidad de propietariosDentro de los gastos de una comunidad, aquellos que vayan destinados a suprimir cualquier tipo de barrera arquitectónica para personas discapacitadas o mayores de 70 años también obligarán a todos los vecinos siempre y cuando el importe total no sea superior a la suma de 12 meses de cuotas ordinarias. En este caso, no será necesario un acuerdo previo en junta.

Existen otros gastos en las comunidades de propietarios que son considerados como no necesarias. Un ejemplo claro sería la sustitución de los buzones de correos. Sin embargo, si esta derrama fuera aprobada en junta, obligará a todos los vecinos siempre y cuando su montante total no exceda de 3 mensualidades de gastos ordinarios.

En cambio, los gastos de una comunidad que se centren en la instalación de antenas comunitarias, sistemas de aprovechamiento de energía solar o sistemas energéticos colectivos sólo tendrán que hacerles frente aquellos vecinos que lo hubieran aprobado en junta. Si algún propietario se negase y posteriormente cambiara de opinión, tendría que hacer frente a la misma cuota que el resto.

Gastos de una comunidadAsí, como hemos podido comprobar, una vez que se hayan aprobado ciertos gastos, estaremos obligados a hacerles frente, estemos de acuerdo o no. Si obviásemos esa obligación a pagar, entraríamos a forma parte de la lista de morosos, pudiendo los responsables de la administración de la finca iniciar procedimientos legales para obligarnos al abono.

En estas ocasiones, lo mejor será recabar apoyos entre los propietarios para que el gasto no sea aprobado en junta, ya que en bastantes ocasiones requieren de una amplia mayoría que no siempre es sencillo conseguir.

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR