Derecho de Familia

Conceptos básicos sobre la adopción

14/05/2015
Conceptos básicos sobre la adopción

Todos estamos familiarizados en mayor o menor medida con lo que supone un procedimiento de adopción. Básicamente se trata de una de las fórmulas recogidas en nuestra legislación para adquirir filiación (pertenencia) a una familia. Entre sus principales características nos encontramos con que se trata de una situación permanente, convirtiendo al adoptado en hijo o hija del adoptante a todos los efectos.

Pero antes de iniciar cualquier procedimiento de este tipo, tendremos que tener muy presente ciertos aspectos importantes. Como, por ejemplo, que el interés del menor prevalecerá por encima de cualquier otro. O que este proceso requiere de la intervención estatal de forma obligatoria.

En este sentido, un juez será la única persona con la capacidad legal para poder instituir una adopción. Hay que recordar, y esto resulta altamente trascendental, que este procedimiento concluirá con la extinción de cualquier vínculo entre el adoptado y su familia natural, aunque existen ciertos casos excepcionales en los que podría llegarse a mantener alguna relación.

Conceptos básicos sobre la adopciónPero, ¿cuáles son los requisitos para la adopción que marca la legislación vigente hoy en día en España? Entre los principales nos encontramos con que se debe estar en pleno ejercicio de los derechos civiles. ¿Qué quiere decir esto? Básicamente que no hayan sido incapacitados por medio de una sentencia judicial.

Además, será necesario ser mayor de 25 años y tener una diferencia de edad con respecto al futuro adoptado no inferior a los 14 años. En el caso de que sea un matrimonio el que opta a la adopción (o una pareja de hecho) de forma conjunto, será suficiente con que uno de los miembros cumpla este requisito de edad.

Tenemos que tener muy en cuenta que aunque se cumplan todas las condiciones, no podrán optar al acogimiento aquel padre o madre que haya sido privado de la patria potestad sobre el menor, ni tampoco aquellas personas que hayan sido destituidas de cualquier cargo tutelar.

Pero, ¿qué ocurre con los adoptados? ¿Quién puede serlo? Para ellos también existirán una serie de condiciones. Como por ejemplo que únicamente podrán ser acogidos aquellos menores que se encuentren en una situación de no emancipación, o los emancipados si ha existido una situación de convivencia sin interrupción antes de que cumpliera los 14 años.

Conceptos básicos sobre la adopciónPero también existen otros requisitos para la adopción, como que los padres del menor hayan sido privados de la patria potestad por medio de una sentencia judicial. O que los progenitores se muestren conformes con llevar a cabo este procedimiento. Es preciso señalar que en el caso de los recién nacidos, habrá que esperar un mínimo de 30 días desde el nacimiento hasta poder otorgar esa conformidad.

Por último, también podrán ser adoptados aquellos menores cuya filiación sea desconocida (que hayan sido abandonados o se desconozca la identidad de sus padres).

En cambio, no será posible adoptar a descendientes. Esto es, unos abuelos no podrán adoptar a sus nietos. Igualmente, los parientes en segundo grado por consanguinidad o afinidad tampoco lo tendrán permitido (no se puede adoptar a un hermano).

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR