Derecho Tributario, Vivienda

¿Cómo tienen que tributar los inquilinos de un piso? ¿Y los caseros?

18/05/2015
Cómo tienen que tributar los inquilinos de un piso

Desde También Tienes Derecho seguimos con nuestra sana intención de acercarte toda la información sobre la Declaración de la Renta aprovechando que estamos en plena campaña para su presentación. En esta ocasión, nos gustaría centrarnos en los gastos que pueden ser deducibles en lo que respecta a la vivienda, centrándonos en cómo será el procedimiento dependiendo si hablamos de un inquilino o de un casero, ya que habrá diferencias significativas.

Lo primero que tenemos que tener presente es que existen multitud de deducciones por alquiler, independientemente que seamos los dueños de la vivienda o vivamos arrendados. Es preciso señalar que este año será el último en el que las personas que se encuentren alquiladas puedan deducir este gasto en su declaración. Pero, por suerte, para todos aquellos contratos firmados con anterioridad al 1 de enero de 2015 existirán efectos retroactivos.Cómo tienen que tributar los inquilinos de un piso

En el caso de los inquilinos

Todas aquellas personas y familias que vivan arrendados, podrán disfrutar de una deducción por alquiler de lo pagado mensualmente del 10,05%. Es muy importante señalar que existe una salvedad en este punto, y es que esta ventaja estará supeditada a aquellas personas cuya base imponible no sea superior a 24.107 euros. Además, solamente se aplicará en su totalidad (es decir, el 10,05) para las inferiores a 17. 707,02, quedando fijado el tope máximo en 9.040 euros.

Es lógico que a partir de esa cifra y a medida que la base imponible va en aumento, el beneficio al que podremos acogernos en nuestra Declaración de la Renta vaya disminuyéndose poco a poco y en proporción hasta desaparecer del todo cuando nuestra base imposible supera los 24.107 euros.

En el caso de los propietarios

¿Y si somos nosotros los que arrendamos una persona? ¿Hay alguna ventaja significativa? En este caso también tendremos ante nosotros ciertos beneficios de carácter fiscal. Básicamente, los ingresos por alquiler tienen la consideración de rendimientos de capital inmobiliario. Esto implica que podrán deducirse hasta el 60% de los rendimientos netos obtenidos, o incluso el 100% si el inquilino tiene entre 18 y 30 años. Ocurrirá lo mismo con las personas de hasta 35 años, siempre y cuando el contrato se hubiera firmado con anterioridad al 1 de enero de 2011.

En cambio, para los contratos que se firmen este año, esa reducción del 100% desaparecerá de la Declaración de la Renta cuando los inquilinos sean menores de 30 años, manteniéndose la del 60% independientemente de quién habite en el inmueble.

Cómo tienen que tributar los inquilinos de un pisoEs importante dejar claro que no solamente existirá una deducción por alquiler, sino también por los gastos vinculados a él. Entre estos gastos nos podemos encontrar con el pago de la comunidad de vecinos o aquellos vinculados a la conservación y reparación de la vivienda, como por ejemplo pintar, reparar averías o sustituir instalaciones.

Es importante dejar claro que el rendimiento neto de un alquiler puede llegar a ser negativo, siempre que la suma de los gastos deducibles sea superior a lo recibido en concepto de alquiler del inquilino. En este caso concreto, este exceso podrá ser deducido en los siguientes cuatro años.

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR