Derecho Mercantil

Características principales de una Sociedad Anónima

29/12/2015
Características principales de una Sociedad Anónima

Uno de los tipos de sociedades mercantiles más habituales en nuestro país es la llamada Sociedad Anónima. Esta variante es la más extendida, bastante por encima de la Sociedad de Responsabilidad Limitada o la Sociedad Colectiva. Por eso, desde También Tienes Derecho vamos a dedicar unas líneas a explicaros sus características más particulares.

Una de las primeras cosas que tenemos que saber a la hora de crear una empresa y constituirla como una Sociedad Anónima es que dicho procedimiento estará supeditado al otorgamiento de una escritura pública presentada obligatoriamente ante un notario e inscribirla en el Registro Mercantil de la provincia en la que nos encontremos.

Para poder constituir una sociedad de este tipo, hay que tener muy presente que será necesario un capital social mínimo de 60.101,21€ dividido en acciones y que se encuentre completamente suscrito por los socios y desembolsado en un 25% como poco. Además, podrá tener un único socio o varios.

Tipos de sociedadesA diferencia de otros tipos de sociedades, como puede ser el empresario individual, la responsabilidad de cada uno de los socios que la compongan se limitará estrictamente al capital aportado, quedando sus bienes personales completamente a salvo.

Alguna de las características más importantes de una Sociedad Anónima son su personalidad jurídica propia, su carácter eminentemente mercantil (independientemente de la naturaleza de su objeto) y la formalización de una escritura pública y posterior inscripción en el Registro Mercantil al momento de constituir una sociedad de esta clase.

Además, otras particularidades propias es que en el nombre de la empresa deberá figurar obligatoriamente la expresión “Sociedad Anónima” o las siglas “S.A.”.

Como hemos mencionado anteriormente, el capital social nunca podrá ser inferior a los 60.101,21€, dividido siempre en acciones y completamente suscrito, aunque únicamente desembolsado en el 25% del valor total de las acciones.

El capital en este tipo de sociedades podrá estar compuesto por aportaciones de todos los socios, ya sean en metálico, en bienes o en derechos. Eso sí, estos dos últimos tipos deberán ser susceptibles de valoración económica.

Constituir una sociedadEso sí, bajo ningún concepto se aceptará que las aportaciones de socios se realicen en forma de trabajo o servicios prestados. Todos los accionistas estarán obligados a aportar la porción de capital no desembolsado en la forma y en el plazo que se hubieran fijado con antelación en los estatutos de la sociedad.

Sin olvidar que los fundadores de una Sociedad Anónima deberán responder de una forma solidaria frente a la sociedad, a los accionistas y ante cualquier tercero de las aportaciones sociales y de la valoración de las aportaciones que no se realicen en forma monetaria.

En último lugar, las acciones podrán ser de dos tipos diferentes, tanto nominativas como al portador. Eso sí, en ambos casos serán indivisibles.

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR