Otros temas

¿Qué es la apostilla de La Haya?

11/05/2016
Untitled design

Si en algún momento necesitamos traducciones juradas baratas tenemos que asegurarnos de que el encargo recae en manos de profesionales no sólo formados, sino acreditados por el Ministerio de Asuntos Exteriores para tal fin. Sin abandonar este campo, desde También Tienes Derecho te lanzamos una pregunta: ¿has oído hablar en algún momento de los documentos apostillados? ¿Sabes qué es la apostilla de La Haya? Lo vemos en esta nueva entrada del blog.

Lo primero que tenemos que hacer es tener 100% claro qué es una apostilla. A grandes rasgos, se trata de un sello que reviste determinado documento y lo legaliza. El término “Apostilla de La Haya” aparece regulado en el Convenio de La Haya de 5 de octubre de 1961. Su principal cometido es facilitar y abreviar el procedimiento de autentificación de los documentos oficiales que tantas veces tenemos que presentan para hacer determinados trámites como presentar traducciones en oficinas, consulados o embajadas. De esta forma se evita atender al requisito de legalización diplomática. En todas las apostillas, el título está redactado en francés (apostille).

agencia de traducciones juradas

Hay que tener claro que la apostilla de La Haya no es un documento adicional, sino que se trata de un sello que legitima el contenido del escrito al que acompaña. Los documentos que procedan de países que no hayan suscrito el Convenio de La Haya de 1961 tienen que pasar otro trámite de legalización. En el caso de que haya que traducir la apostilla, delegaremos la tarea en una empresa que ofrezca traducciones juradas baratas pero solventes y correctas. Dicho de otra forma, cuando se realiza la traducción jurada de un documento apostillado, la apostilla también tiene que traducirse para que el documento tenga efectos legales en el país de destino.

Pasamos ahora a repasar los documentos públicos que pueden apostillarse. Por ejemplo, los documentos judiciales, los administrativos y las certificaciones oficiales que hayan sido puestas sobre documentos privados. Hablamos por ejemplo de la certificación sobre la certeza de una fecha y de las autenticaciones oficiales y notariales de firmas en documentos privados. Del mismo modo, habrá documentos que no será necesario apostillar. Es el caso de los expedidos por funcionarios diplomáticos o consulares; los documentos administrativos relacionados directamente con una operación comercial o aduanera y los que estén exentos de ser legalizados o apostillados por otros motivos.

traducciones juradas baratas

Está en posición de solicitar la apostilla de La Haya cualquier persona que porte un documento público cuya autenticidad tenga que certificar. En resumen, hablamos de un trámite necesario para colocar sobre un documento público y certificar la autenticidad de la firma. Siempre son documentos expedidos en un país firmante del XII Convenio de La Haya (1961).

¿Pero qué papel juega en todo esto una agencia de traducciones juradas? Pues encargarse de las traducciones a las que luego se añadirá esta apostilla de La Haya. Hay ocasiones en las que se exige que una traducción jurada se legalice a nivel internacional mediante este sello especial que certifica su autenticidad y su eficacia jurídica en todos los países firmantes del Convenio de La Haya.

 

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR